Iniciamos nuestra jornada uniéndonos con toda la Familia del Carmelo Palautiano en la novena a nuestro P. Fundador Francisco Palau la cual está inspirada en las mujeres bíblicas. Hoy iniciamos con Judith quien nos invita a ser mujeres audaces, valientes y arriesgadas hasta decir como nuestro fundador: “Yo por ti me olvido de mí, por ti me echo al mar, me lanzo al peligro. ¡Oh, Iglesia santa!”

En este cuarto día de trabajo, nuestra hermana Mirtha Rojas nos hizo la presentación de la Memoria, documento que plasma los acontecimientos más relevantes de este periodo de gobierno; a continuación, se hizo el plenario sobre Pastoral Vocacional y Formación Inicial.

Antes del almuerzo abordamos el tema de  la Misión Participada, mediante el estudio del documento que sintetiza esta metodología y su implementación en nuestra congregación hasta la fecha. Como es habitual se trabajó y profundizó en grupos; después hubo un plenario para clarificar nuestras dudas e inquietudes. 

Por la tarde, las hermanas presentaron las experiencias de Misión realizada en lugares y contextos más vulnerables: Papaplaya, en la Amazonía peruana; San Miguel de los Bancos, en Ecuador; Tierras Blancas en Chile; Mado (Misiones) en Argentina, Albergue la Esperanza, en Ciudad de México; Paso Yobai en Paraguay, y con los migrantes en Vancouver, en Canadá. La misión en Goya de Estrella de Belén y Ángel de la Guarda,  junto a otras presencias, se compartirán en días posteriores. Antes del descanso, la hna. Martha Pelloni, presentó la incansable, profética y muy delicada labor de la Red de Infancia Robada. Damos gracias a Dios por tanta vida entregada al ritmo del Espíritu “entre los pobres, en las fronteras, al descampado, por los territorios de migración y trata, donde niños y jóvenes ven vulnerados sus derechos y las mujeres las posibilidades de participación” (CLAR, Congreso VR)

A continuación, trabajamos con las resonancias de lo elaborado por los grupos durante el Capítulo hasta el día de hoy.  Dejándonos guiar por el Espíritu comenzamos a hilvanar las opciones que anhelamos continuar concretizando como familia carismática.  El tejido se seguirá llenando de color con el aporte de los laicos, que en breve se suman a esta asamblea capitular. 

Nos hemos unido a la alegría de nuestras hermanas goyanas y, en comunión con la diócesis, celebramos su 60 aniversario. 

Nos volveremos a encontrar el domingo. Mañana sábado será nuestro día de retiro. Contamos con tu oración para que vivamos este tiempo en sintonía con el querer de Dios.

 

Imprimir