Iniciamos nuestra jornada celebrando la Eucaristía, en la fiesta de la Transfiguración del Señor, el p. Luis Casalá sm, iluminador de nuestro capítulo, en la homilía nos desafío a transfigurar la vida de nuestra nueva Provincia, proceso como cuerpo y también a nivel personal, invitación a revestirnos de Cristo, para desde Él, ser Iglesia-Comunión en América.

Ya vamos culminando el proceso de elaboración de los Acuerdos Capitulares, hemos hecho eco del proceso, las dinámicas que han permitido plasmar, dar cuerpo y palabra a la forma en que nuestra familia Palautiana desea responder a las interpelaciones de nuestra Iglesia llagada que peregrina en nuestro continente.

El padre Luis, en la intervención de esta mañana, ha realzado el hecho de que el término acordar, es “unir corazones” en pos de en un mismo proyecto; es desafiante para nuestra familia el vivir y sentir en la gran distancia territorial de América, que trazamos este camino en clave de comunión.

Durante la tarde continuamos revisando y añadiendo aportes, los cuales la comisión de redacción ha discernido e incorporado al que será el documento conclusivo de nuestro capítulo.

Imprimir