En el marco del curso de profundización en el Carisma desarrollado durante el 31 de Septiembre y 31 de octubre de 2015 en la ciudad de Aytona, laicos y religiosas de diferentes partes del mundo se han reunido para profundizar, reflexionar y compartir el carisma del Padre Francisco Palau. Desde aquí, Cristian Carreño, Gloria Grewal y Hna. Mª Angélica Valle, de nuestra provincia, junto a todos los otros participantes,  nos cuentan la primera semana:

Durante esta primera semana hemos reflexionado sobre el contexto histórico y eclesial, y los signos de los tiempos a los cuales debió enfrentarse Francisco en su época; en un complejo escenario político-social el cual llevó a fuertes enfrentamientos entre los Españoles partidarios y contrarios a la monarquía, donde la iglesia se vio fuertemente afectada por las diversas reformas y constituciones políticas que buscan disminuir su poder e influenciar en la sociedad, a través de la quema y cierre de conventos, además de la venta de sus bienes. Ante esta adversa situación político social, vemos a un Francisco que prevalece en su misión y la búsqueda de su cosa amada: la Iglesia. Una vez que ha comprendido y establecido relaciones con esta, siente un fuerte llamado a restaurar la belleza de una Iglesia fuertemente trastocada en sus valores y principios, momento en el cual estudiamos a un Francisco que demanda fuerte cambios en la sociedad.

Estudiar el contexto histórico eclesial nos ha permitido tomar conciencia del complejo escenario en el cual se desenvolvió el apostolado de Francisco y como los sucesos históricos en los cuales se vio envuelto, van esculpiendo en él la necesidad de ayudar y restaurar la belleza de la Iglesia. A través de la oración y la acción, va fundando poco a poco las bases de nuestra congregación y su carisma, al que estamos llamados a ser y sentirnos Iglesia , comunidad de hombres en Cristo.

Agradecemos a la hermana Rosario Montero quien nos ha iluminado durante esta primera semana, que de forma muy locuaz ha sido capaz de mostrarnos la realidad y signos de los tiempos de una época muy compleja que demanda oración y acción en nuestros días; en una sociedad que en el momento presente nos desafía a poner en práctica el llamado a restaurar la belleza de nuestra Iglesia sintiéndonos fuertemente unidos en la Misión Compartida entre hermanas y laicos.

Participantes del Curso de Espiritualidad Palautiana, Aytona 2015

Imprimir