En la XLV Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales el Papa Benedicto XVI señalo qué:
“Transmitir información en el mundo digital significa cada vez más introducirla en una red social, en la que el conocimiento se comparte en el ámbito de intercambios personales. Se relativiza la distinción entre el productor y el consumidor de información, y la comunicación ya no se reduce a un intercambio de datos, sino que se desea compartir. Esta dinámica ha contribuido a una renovada valoración del acto de comunicar, considerado sobre todo como diálogo, intercambio, solidaridad y creación de relaciones positivas. Por otro lado, todo ello tropieza con algunos límites típicos de la comunicación digital: una interacción parcial, la tendencia a comunicar sólo algunas partes del propio mundo interior, el riesgo de construir una cierta imagen de sí mismos que suele llevar a la autocomplacencia”.
“El compromiso de ser testigos del Evangelio en la era digital exige a todos el estar muy atentos con respecto a los aspectos de ese mensaje que puedan contrastar con algunas lógicas típicas de la red. Hemos de tomar conciencia sobre todo de que el valor de la verdad que deseamos compartir no se basa en la “popularidad” o la cantidad de atención que provoca. Debemos darla a conocer en su integridad, más que intentar hacerla aceptable, quizá desvirtuándola. Debe transformarse en alimento cotidiano y no en atracción de un momento.
La verdad del Evangelio no puede ser objeto de consumo ni de disfrute superficial, sino un don que pide una respuesta libre. Esa verdad, incluso cuando se proclama en el espacio virtual de la red, está llamada siempre a encarnarse en el mundo real y en relación con los rostros concretos de los hermanos y hermanas con quienes compartimos la vida cotidiana. Por eso, siguen siendo fundamentales las relaciones humanas directas en la transmisión de la fe.
Con todo, deseo invitar a los cristianos a unirse con confianza y creatividad responsable a la red de relaciones que la era digital ha hecho posible, no simplemente para satisfacer el deseo de estar presentes, sino porque esta red es parte integrante de la vida humana. La red está contribuyendo al desarrollo de nuevas y más complejas formas de conciencia intelectual y espiritual, de comprensión común. También en este campo estamos llamados a anunciar nuestra fe en Cristo, que es Dios, el Salvador del hombre y de la historia, Aquél en quien todas las cosas alcanzan su plenitud (cf. Ef 1, 10).”

 

Tomando en cuenta este mensaje, y llevándolo a cabo de forma plena; las carmelitas misioneras teresianas de la Provincia Virgen del Carmen de Chile, Brasil y Canadá se han insertado a anunciar, y comunicar la buena nueva en las redes sociales de la Internet. Nuestra presencia esta manifiesta en redes sociales como Twitter y Facebook; y también en nuestra pagina web:

 

Facebook Carmelitas Misioneras Teresianas: CMT Virgen del Carmen

Facebook CMT Auco: Carmelitas Misioneras Teresianas Auco

Facebook Equipo de Vocación Provincial: Vocaciones Carmelitas Misioneras Teresianas

Facebook Laicos: Laicos Palautianos

Twitter Laicos: Palautianos

WEB CMT Chile-Brasil-Canadá: www.carmelopalautiano.org

Imprimir