Hoy, 20 de Marzo, recordamos el aniversario de la muerte del P. Fundador, que este día sea para cada uno de nosotros una fuerte llamada a revitalizar nuestra vida en fidelidad a nuestro carisma y al espíritu de Francisco Palau, respondiendo a las nuevas necesidades del Pueblo de Dios. Pasión por la Iglesia es lo que define a Francisco Palau y lo que dio sentido a su vida. Pasión por la Iglesia, es lo que tal vez nos falte hoy y lo que, ciertamente esperan de nosotros nuestros hermanos.

Hoy muere Palau, rodeado de sus hijas, legando a la Iglesia el misterio de la cosa amada que ama, mira, oye y siente.

Les dejamos este vídeo de los últimos años de Francisco:

Imprimir