En el último Capítulo Provincial de nuestra Semiprovincia de Chile, a través del Capellán Nacional de la Fundación Las Rosas, P. Andrés Ariztía,   recibimos  la invitación para fundar una comunidad en  uno de los 40 hogares que lleva adelante dicha fundación, invitación que fue acogida y aceptada por el Capítulo, dejando la facultad de decir a qué Hogar iríamos al consejo provincial. Después de dialogar en el consejo y con el P. Andrés,  decidimos fundar en el hogar “Padre Pío” de la ciudad de Valdivia.

La preparación de las hermanas destinadas a esta nueva comunidad comenzó en Santiago con un proceso de inducción hace tres meses en la sede central de La Fundación las Rosas, donde progresivamente fueron preparadas para el servicio a los ancianos y al personal.

A finales de enero viajaron finalmente a Valdivia para terminar su proceso de inducción en el hogar y gradualmente se  fueron incorporando a la nueva misión. En este tiempo una de las experiencias más profundas ha sido el encuentro con los ancianos, el contemplar su vulnerabilidad y dependencia, su necesidad de escucha y cariño, el ir descubriendo en sus rostros el significado más hondo de nuestra presencia acá. Sin duda este  y los otros hogares de La Fundación Las Rosas son para los adultos mayores un espacio donde reciben cariño, cuidados y trato digno. En ellos, las hermanas están llamadas a acompañar los ancianos a vivir sus últimos días con la mirada puesta en el cielo al que pronto llegarán, experimentando a través de su cercanía y trato, la presencia del Dios de  paciencia y misericordia, cuyo amor concreto les brinda alegría y esperanza. También tienen la misión de  promover y construir un  ambiente de familia entre el personal, los voluntarios y familiares de los residentes.

Con alegría  y agradecimiento ayer 20 de marzo, en la ciudad de Valdivia, Chile,  se fundó la comunidad “Hna. Teresa Mira” cuya misión fundamental  es  el acompañamiento humano espiritual  de los aproximadamente  100 ancianos residentes y 60 trabajadores  del Hogar de Ancianos Padre Pío de la Fundación Las Rosas.

 100_3544Presidió la Eucaristía Mons. Ignacio Ducasse Medina, obispo de la diócesis de Valdivia y concelebró el P. Andrés Ariztía. Nos acompañaron en  la misa todos los adultos mayores y el personal. Fue muy emotivo  el momento del ofertorio en que  participaron los ancianos, que desde temprano en la mañana se habían estado preparando para este momento.

 Al terminar la Eucaristía Mons. Ducasse, y todos en procesión, llevamos el Santísimo Sacramento a la capilla de nuestra comunidad religiosa.

 

Luego  tuvimos un almuerzo  fraterno en la comunidad, preparado con cariño por las hermanas y en que dimos algunos regalitos a los invitados  para darles  a conocer nuestra espiritualidad y la vida de Hna. Teresa Mira.

Terminamos nuestra fiesta agradecidas del Señor  por el regalo de esta nueva fundación al servicio de la Iglesia pobre y desvalida  con rostro de ancianos pobres y desamparados.

También agradecemos a todas las comunidades de la Semiprovincia por su cariño y cercanía y muy especialmente a la hermanas que viajaron hasta Valdivia a acompañar y hacer familia.

Oremos por nuestras hermanas Christine, Rosa y Julia, para que Cristo, Cabeza de la Iglesia, las llene de su Espíritu  y así  vivan su nueva misión con alegría, fidelidad y dedicación.

Cuanto haces a mis miembros los enfermos lo haces a mí y yo te lo agradezco,

y porque me buscas y sirves en los pecadores, enfermos  y afligidos,

porque en la pena y aflicción

me das consuelo, por esto en el monte yo te devolveré mil por uno (MR 9, 5)

Imprimir