En el ejercicio de su tarea al servicio de la Iglesia en todo el mundo el Papa es ayudado por una serie de organismos que toman en conjunto el nombre de Curia Romana. La Curia no se confunde con el gobierno de un Estado. El Papa de hecho es también un jefe de Estado, la cabeza del Estado más pequeño del mundo, la Ciudad del Vaticano, pero la única razón de ser de este minúsculo Estado es aquella de garantizar al Papa la libertad de la que necesita para ejercitar su función de Supremo Pastor de la Iglesia Católica y es en ésta, su función peculiar, que él es asistido por la Curia Romana. Esta se articula en diversos dicasterios que se ocupan de los diversos aspectos de la vida de la Iglesia en sí misma y en sus relaciones con las realidades del mundo.

El Pontificio Consejo para los Laicos, en particular, es el dicasterio que asiste al Sumo Pontífice en todas las cuestiones que tienen que ver con el aporte que los fieles laicos dan a la vida y la misión de la Iglesia, sea como personas individuales o sea a través de las diversas formas de agregación que han nacido y continuamente nacen en la Iglesia.

Este es el nuevo portal web de este dicasterio tan importante para nosotros como Iglesia palautiana; www.laici.va

¡¡Visítalo!!

Imprimir