ACTITUD DEL ENCUENTRO

“Sinodalidad” “hacer camino juntos”, “caminar juntos”. COMUNIÓN

PARTICIPACIÓN

MISIÓN

“Caminar juntos – enseña el Papa Francisco – es el camino constitutivo de la Iglesia; la clave que nos permite interpretar la realidad con los ojos y el corazón de Dios; la condición para seguir al Señor Jesús y ser siervos de la vida en este tiempo herido”.

 

CANTOÑ Flor del Carmelo  P. Carmelitas México

Lectura: Jn. 2, 1-12

Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí.

Jesús también fue invitado con sus discípulos.

Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: ‘No tienen vino’.

Jesús le respondió: ‘Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía’.

Pero su madre dijo a los sirvientes: ‘Hagan todo lo que él les diga’.

Había allí seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de los judíos, que contenían unos cien litros cada una.

Jesús dijo a los sirvientes: ‘Llenen de agua estas tinajas’. Y las llenaron hasta el borde.

‘Saquen ahora, agregó Jesús, y lleven al encargado del banquete’. Así lo hicieron.

El encargado probó el agua cambiada en vino y como ignoraba su origen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo y le dijo: ‘Siempre se sirve primero el buen vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferior calidad. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento’.

Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.

Después de esto, descendió a Cafarnaún con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y permanecieron allí unos pocos días.

 

Reflexión:

La Madre de Jesús, atenta a lo que sucede a su alrededor, sale al paso de los que se encontraban en una situación dificultosa, ella se da cuenta que puede ser un momentos vergonzoso, para la familia anfitriona de las bodas, quedar sin vino, e intercedes por ellos, pidiendo a Jesús, su hijo, que de solución al problema, no poniéndose ella como personaje principal de la situación sino que diciendo “hagan lo que Él les diga”, pidamos la gracia al Señor, que esta actitud de María Santísima sea la que nos acompañe en nuestra vida personal, comunitaria y en nuestra apostolado.

ORACIÓN

Ángelus

– El ángel del Señor anunció a María

– Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo

“María fue toda pura, libre de la tacha de la culpa original y personal. Fue perfecta cuanto posible es concebir la perfección en una pura criatura, porque así convenía a la dignidad de la Madre de Dios” MR 11, 17

Avemaría

– He aquí la esclava del Señor

– Hágase en mí según tu palabra.

“Ha dispuesto Dios que en la pureza, virginidad y maternidad de María viera el miserable mortal la pureza, la virginidad y maternidad de la Iglesia” MR 11,21

Avemaría

– El Verbo de Dios se hizo carne

– Y habitó entre nosotros

“María fue Madre verdadera, concibió en sus virginales entrañas, trajo en ellas a Jesús nueve meses, y a su tiempo le dio a luz, le amantó de su propia leche. Es madre, y del Hombre-Dios.” MR 11,16

– Ruega por nosotros Santa Madre de Dios

– Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Derrama, Señor, tu gracia en nuestros corazones, para que cuantos hemos conocido por el anuncio del ángel la encarnación de Jesucristo, tu Hijo, podamos llegar, por su pasión y su cruz y con la intercesión de la Virgen María, a la Gloria de la resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

ACCIÓN SIGNIFICATIVA: día dedicado a orar por nuestras hermanas mayores que han entregado y entregan su vida por llevar adelante el legado de Nuestro P. Fundador y por todas las personas mayores que sirven a la Iglesia, aunque ya las fuerzas van debilitándose.

Canto: Madre del Carmelo, P. Carmelitas América Central

Imprimir