Como hijas del Padre Palau, las hnas. Carmelitas Misioneras Teresianas de la comunidad de Pirayú (Paraguay) han generado, gracias a la creatividad, nuevas formas de hacer llegar la esperanza, la fe y el amor de Dios a miles de hogares pirayuenses en medio de esta pandemia.

La Parroquia Virgen del Rosario de Pirayú, en compañía de las Hermanas, ha ensanchado su tienda para ser Iglesia en salida mediante gestos, signos sensibles y cercanos a la realidad de la religiosidad popular de este sufrido pero profundo pueblo.

Por medio de caravanas de numerosos vehículos fue trasladado con jubilo y alegría, en medio de antorchas y fuegos artificiales, la imagen del Señor de las Palmas. Los feligreses de la parroquia se han conmovido hasta las lágrimas. Miles de corazones, que esperaban ansiosos e ilusionados el paso del Señor en procesión, han revivido profundamente en sus vidas el sentido de ser Iglesia.

Gracias a este signo que revive el acontecimiento de la Jerusalén de aquella época, en que Jesús, el profeta de Nazaret, es aclamado con esperanza mesiánica, cientos de ancianos y enfermos sintieron en sus hogares esa misma visita triunfante de nuestro Señor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Imprimir