Nuestro objetivo es hermandad, encontrarnos, vivenciar lo mismo entre todos, diversión, cultivar la fe y el amor en clave palautiana.

Queremos compartir desde Catamarca la responsabilidad y el amor que significo para nosotros como equipo organizar este encuentro que nos reúne como familia cada año.

El Encuentro Educativo Palautiano Inició en el 2010 en la Comunidad de Argüello con los niños del último año de primaria, y esta es la segunda oportunidad en la que se lleva a cabo en nuestra provincia de Catamarca.

En el marco del cuarto centenario de Nuestra Madre del Valle queríamos compartir con ustedes esta fiesta que nos llena de gozo. Debido a la contingencia que nos aqueja a todos, los planes se cambiaron y no pudimos hacerlo de manera presencial. Pero esto no fue un impedimento para seguir soñando ya que también teníamos muchas cosas que nos motivaban: el empuje de cada miembro del equipo; la fuerza que nos da Dios y la Virgen; y sobre todo… la ilusión de los chicos, porque sabemos por experiencia lo que viven los chicos en este encuentro, y no queríamos que se queden sin vivir todo esto de alguna forma.

Entonces, surgió armar un encuentro virtual, con el desafío de cumplir con los objetivos del encuentro: hermandad, encontrarnos, vivenciar lo mismo entre todos, diversión, cultivar la fe y el amor.

Hubo muchas ideas que fueron cambiando a medida que avanzaba el tiempo. Cambiaron totalmente, pero, tomaron fuerza para seguir adelante con este gran trabajo que viene realizándose sostenidos en el amor al prójimo, a nuestros alumnos, a los chicos e integrantes de distintas comunidades de América que, de una u otra manera, siempre están poniendo lo mejor para que esto se lleve adelante. Teniendo siempre como referencia al Padre Palau quien supo seguir adelante con la obra de Dios más allá de las adversidades.

Deseamos que este mensaje de comunión pueda llegar a todos lados. Y hoy más que nunca esto nos hace sentir que estamos unidos y que deseamos pronto podamos encontrarnos.

Para finalizar, vivimos esta experiencia con diferentes sentimientos, esperanza, alegría, entusiasmo, amor, ilusión  y también  miedos, pero con muchas ganas de vivirlo, hacer todo y lo mejor para cada una de las comunidades y muy especialmente nuestros niños en un año tan incierto y desconocido para todos, deseando que todo salga lo mejor posible sabiendo que cada uno de nosotros puso el corazón en cada detalle.

Damos gracias a cada una de las comunidades que se hizo presente con sus videos permitiéndonos conocernos más y acortar distancias y gracias a cada uno que nos sostuvo con la oración.

¡Deseamos poder encontrarnos en el próximo Encuentro Palautiano…!

 

Imprimir