Pastoral Juvenil “Nuestra Señora de las Virtudes”. Celebrando el tiempo y el amor compartido, colocando los dones al servicio de la Evangelización. 

En el distrito de Papaplaya (Perú) una porción de la juventud es animosa y disponible para entregar su tiempo a las cosas de Dios, a pesar de ser un lugar poco favorecido tanto en la salud como en la educación ya que no cuentan con infraestructuras adecuadas.

Jóvenes que viven y vibran con las propuestas que les permiten ser parte de algo distinto. Hemos empezado a caminar a veces despacio, otras veces corriendo, algunas veces con caídas, pero siempre intentando ver en los acontecimientos lo que nos motiva a continuar. Cada uno de estos jóvenes tiene sus propios caballos de batalla y son tan abiertos que puedes ver cómo Dios pasa en sus vidas. Como jóvenes que son, tienen altibajos y… ¿quién no los tiene? Algunos más, otros menos y con todo… ¡Cuánto se aprende con ellos! Para ellos es importante el saberse acompañados en las actividades, en la vida.

Son jóvenes expresivos y desean compartir un poquito se su experiencia. A continuación, compartimos sus testimonios:

“Hola somos Julton, Katsya, Nina, Ziulen y Denisse. Iniciamos este caminas un 24 de noviembre de 2019 y ya hace unos días atrás que celebramos un año. ¡Cómo pasa el tiempo rápido!

Luego de un tiempo de ir caminando en el grupo hemos vivido experiencias que nos ayudan a encontrarnos con Cristo en los hermanos, creciendo en comunidad, caminando en la fe, recogiendo experiencias que nos ayudan a crecer como personas y como mejores cristianos. Podemos decir que nos sirve de mucho el ser parte de la Pastoral Juvenil “Nuestra Señora de las Virtudes”. Este ha sido un tiempo de muchas experiencias; hemos vivido momentos inolvidables, momentos de oración antes de empezar nuestras actividades de preparar nuestras visitas a las familias y en especial a los niños a quienes deseamos transmitir la inquietud por conocer a Jesús.

  • ‘el estar en el grupo de pastoral me ha ayudado a ser más solidario y responsable’ (Julton)
  • ‘me ha ayudado a descubrir que tengo dones que no conocía’ (Ziulen)
  • ‘a mí me ha ayudado a botar todos mis temores’(Nina)
  • ‘el grupo de pastoral me ha ayudado en cuanto a mi personalidad y mentalmente también, me concentro en los momentos que hacemos oración’ (Katsya)

¡Somos jóvenes y estamos felices de ser misioneros!

 Hna. Gissela Rea, cmt  – Papaplaya

 

Imprimir