Las mantas van abrazando y abrigando en esta oportunidad en el barrio Tulio Angrimán junto a dos camas.

La misión de nuestra familia nos invita a restaurar la belleza de la Iglesia especialmente en los más vulnerables. El Barrio Tulio Angrimán, lugar de Misión del Grupo Misionero del Colegio Del Carmen, San Rafael (Mendoza-Argentina) desde hace cuatro años, hoy recibió las primeras mantas del proyecto “Abrigando con Amor”.

En cada uno de esos cuadritos va el amor de muchos y el deseo de llegar a otro, que como decía Palau: “Amor a Dios y Amor al prójimo este es el objeto de mi misión”.

Junto a las mantas se suma la generosidad de la comunidad con dos camas para una necesidad concreta de una familia.

Ir concretando la entrega permite hacer realidad lo que comenzó con una lana y agujas. Esto nos invita a ponernos en marcha. A ser creativos en tiempos de necesidad y nos impulsa a no perder la esperanza.

Gracias a todos quienes han ayudado y aportado; y los invitamos a seguir trabajando; porque aun queda mucho por hacer.

Imprimir