¡Gracias al Dios de la vida por 100 años de vida entregada, “gastada” por el Reino, desde un amor entrañable a la Iglesia: Dios y los prójimos!

Queridas hermanas, tenemos el agrado de compartir con ustedes el gran don y regalo de la vida, y hoy especialmente en el cumpleaños número 100 de la hermana Carmen Ayerdi Goicoechea.

Desde la mañana se comunicaron con la hermana a través llamada amigos, hermanas de otras comunidad y países, familiares, de la misma manera recibió visitas de los niños del jardín Niño Jesús de Praga, y al medio día de nuestro Párroco Francisco Javier Manterola, quienes les expresaron su cariño y el agradecimiento por su testimonio de vida.

En el almuerzo de la comunidad, nos acompañaron hermanas de la casa provincial, y la hna Adriana Montenegro del Colegio de la Serena.


 

 

La Misa de acción de gracias, se llevó a cabo a las 16:00 hs, que estuvo presidida por el Padre Rodrigo Antonio Aguirre Rivera OCD, concelebró el Padre Eduardo Millán clérigo de San Viator, donde participaron las hermanas de las distintas comunidades; personal, directivos y ex alumnos del jardín, amigos y conocidos de la comunidad. Al inicio se presentó una breve biografía de la Hna. Carmen que en un momento de la Eucaristía elevó su acción de gracias a Dios y renovó su entrega incondicional a la Iglesia. En la presentación de las ofrendas junto a los dones de pan y vino, ofrecimos el rosario como signo de la fiel devoción de nuestra hermana Carmen a la Virgen María, su compañera de camino. Cada cuenta del rosario es una oración por quien lo necesita; también presentamos hilos de tejer, de distintos colores que manifiestan su amor a la vida, como un don de Dios para ser compartidos.

Terminada la emotiva celebración continuamos con el ágape donde siguieron los saludos de los presentes y de los que se proyectaron en videos que enviaron las distintas hermanas y comunidades, compartimos unos ricos bocadillos y donde con la torta le cantamos el cumpleaños feliz mientras apagaba las velitas de sus 100 años.

Al finalizar la jornada, la hermana Carmen expresó su agradecimiento a todos, y dijo que la mayor acción de gracias, la hacía junto a Dios en la oración de cada día por las personas con las que ha compartido en su vida.

Imprimir