En el marco de la Caminata Juvenil al Santuario de Teresa de los Andes, Mons. Ezzati envió a los jóvenes a la Misión para el 2012. Esta misión es una nueva etapa en que se busca comprometer a toda la Iglesia en el anuncio de la Buena Nueva a los jóvenes, para fortalecer su identidad de discípulos misioneros del Señor. Este especial envío contó con la presencia de vicarios y de representantes de las diversas realidades juveniles de nuestro país, entre los que se contaban a algunos estudiantes de colegios y universidades en toma.

“Los jóvenes no son sólo destinatarios, sino que tienen también la misión de salir a anunciar a Cristo como la esperanza de nuestras vidas”, señaló el Arzobispo de Santiago, quien llamó a los jóvenes a ser el instrumento a través del cual Jesús llegue a tantos jóvenes que viven la soledad y la desesperanza. “Para ellos Jesús es la Buena Noticia”, aseguró Monseñor Ezzati.
El Arzobispo de Santiago manifestó además su ferviente deseo de que el conflicto estudiantil encuentre una pronta salida que satisfaga los deseos y esperanzas de tantos jóvenes.
Por su parte el Vicario de la Esperanza Joven, P. Francisco Llanca, reiteró el llamado a hacer una Misión Joven 2012 en la que los jóvenes sean los protagonistas, invitando a toda la Iglesia a caminar en misión y a hacerse testigos de Jesucristo en medio de nuestra nación.
Enfatizó que esta nueva misión es una invitación a caminar al centro de los jóvenes, salir en su busca, invitarlos a compartir con nosotros sus dolores, sus alegrías y sus esperanzas.
La actividad contó con la presencia del Nuncio Apóstólico, Monseñor Ivo Scapolo, y de Monseñor Octavio Ruiz, Secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Imprimir