Francisco fue un hombre de fe, que en todas las empresas que emprendió y especialmente aquellas que le fueron más dificultosas, nunca perdió la fe, antes bien, fue la misma la que lo sostuvo y animó en la contrariedad o ante la incomprensión de los demás. Así da testimonio la nota necrológica escrita en El Ermitaño: ¿quién sino un apóstol se halla revestido de esa fe inquebrantable, de esa grandeza de alma que mostró siempre el P. Palau en las luchas sin tregua que tuvo que sostener…”.

Hoy, habiendo apenas comenzado el año de la fe, queremos junto a Francisco proclamar nuestra fe y a través de sus palabras dar testimonio de aquello en lo que creemos, de la Iglesia en la que creemos y amamos a ejemplo de Palau.

Eres Tú, eres Tú, eres Tú, Iglesia Santa, eres Tú, mi amor

único objeto de mi amor Eres Tú.

ORACIÓN DEL PADRE PALAU

Oh Dios, Padre Misericordioso y eterno   

 Te damos gracias y te bendecimos      

 porque infundiste en el corazón del Beato Francisco Palau  

  un amor singular a tu Iglesia, Cuerpo místico de Cristo             

  Le descubriste su belleza figurada en María     

 Y lo iluminaste para servirla con la oración y el apostolado    

 Concédenos su pronta canonización en la Iglesia   

  Y ahora la gracia especial  que por su intercesión te pedimos  (Se pide la gracia que se necesita)

 Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

REZAR 1 PADRE NUESTRO, 3 AVE MARIA Y 1 GLORIA

PARA CADA DIA:

DIA 1:

1º Creo existes, y que tú eres el objeto único de amor designado por la ley de gracia “amarás…” etc.

DIA2:

2º Que tú eres Dios y los prójimos.

DIA 3:

3º Que todos los prójimos, esto es, los predestinados a la gloria, forman un cuerpo moral perfecto bajo Cristo Dios-hombre su cabeza.

DIA 4:

4º Que donde está Cristo está la Iglesia…, formando una sola nación, un solo principado, un solo reino, una sola familia, un solo cuerpo unido entre sí con su cabeza con lazos más fuertes que los del cuerpo material, por ser Dios, El mismo el espíritu que hace en él lo que el alma en el individuo.

DIA 5:

5º Que este cuerpo se llama Iglesia, formando una sola la que está en el cielo, en la tierra y en el purgatorio, por ser una sola su Cabeza y uno solo el Espíritu que la vivifica, que es Dios.

DIA 6:

6º Que la Iglesia es una belleza inmensa, porque reúne en sí todas las perfecciones y atributos que forman la imagen del mismo Dios; y que por lo mismo, es el único objeto de amor que puede satisfacer todos los apetitos del corazón humano y la vista intelectual y material del hombre.

DIA 7 :

7º Que este cuerpo moral perfecto que eres tú, eres una realidad, una entidad distinta, con vida y movimiento propio; que tienes espíritu y vives, entiendes y amas, que hablas, oyes y ves.

DIA 8:

8º Que siendo amada como objeto único digno de amor para el hombre y el ángel, puedes corresponder con amor amando a tus amantes.

DIA 9:

9º Que en ti el amor es el Espíritu Santo, que derramándose por todos los miembros de tu cuerpo, corresponde con amor al que ama. No tienes alma como nosotros, pero tienes espíritu y éste es el Espíritu Santo, persona tercera de la Trinidad que te da vida, movimiento, virtud, gracia y gloria; eres una inteligencia, y ésta está en tu cabeza que es Cristo, Hijo de Dios vivo, y hombre Hijo de María Virgen; y con el Hijo y el Espíritu Santo está el Padre, como principio de donde proceden los dos; en ti, contigo y por ti obra Dios Trino y Uno, y fuera de ti no hay salvación, vida ni felicidad, sino agitación y tormento eterno.

 

Eres Tú, eres Tú, eres Tú, Iglesia Santa, eres Tú, mi amor

único objeto de mi amor Eres Tú.

 Oremos:

Señor Jesús, te pedimos por la intercesión del Beato Francisco Palau, que  el don de la Fe haga cada vez más fuerte nuestra  relación con la Iglesia, Dios y los prójimos,  pues sólo en Ella tenemos la certeza para mirar al futuro y la garantía de un amor auténtico y duradero. Que la fe sea nuestra compañera de vida, compromiso a convertirnos en un signo vivo de la presencia de Cristo resucitado en el mundo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Imprimir