Hermana Yanelkys, de nacionalidad Venezolana,  llegó a Chile en Mayo de 2012 procedente de la comunidad “Nuestra Señora de las Virtudes” México D.F. perteneciente a la Provincia San Elías, Barcelona.

Actualmente forma parte de la comunidad “Santa Teresa del Niño Jesús” La Higuera y acaba de hacer su cuarta renovación de votos religiosos como CMT.

A continuación nos comparte su experiencia en Chile.

MI LLEGADA A CHILE

Mi llegada a este país, fue de muchas inquietudes y expectativas para mi vida. Un país que no conocía; y mi experiencia ha sido de mucho aprendizaje ya que he llagado a una comunidad, donde el ritmo de vida es distinto al que yo vivía, y ‘para mi ha sido bueno y de provecho sobre todo para mi vocación; el convivir con nuevas hnas y nuevas comunidad ha sido un reto y de verdad esto me ha enriquecido.

 Mi día comienza así : Me levanto a las 7AM allí rezamos laúdes y después nuestra gran jornada de trabajo: Lunes y Martes vamos a las escuelas para dar la clase de religión, los Lunes y otros días la radio labor hermosa que es llevar la buena nueva a los hogares de todos los pueblos que visitamos meditando el Evangelio diario y después el rezo del santo rosario. Por las tardes cuando estamos en la Higuera, visitamos las casas de los vecinos y hacemos la liturgia a diario junto con el rezo del rosario y cuando vamos a los pueblos que son 2: Punta de Choros y Caleta los Hornos; visitamos mañana y tarde algunos enfermos y en la tarde celebramos la liturgia y rezamos el rosario: Una semana nos toca estar en la Higuera y otra semana en otro pueblo y todos los Domingos acompañamos al P. Juan Bautista Picetti a los pueblos donde corresponde celebrar la santa Eucaristía.

 Me siento contenta de estar donde estoy, con ganas de dar lo que tengo y lo que soy y junto con mis hnas de comunidad profundizar un poco más el carisma  que nuestro padre fundador Francisco Palau nos legó.

Les agradezco a toda las hnas que me acogieron con cariño en esta provincia y doy gracias a Dios por ellas y por nuestra vocación, me he sentido en casa y bien acompañadas por ellas y agradezco a mi nueva comunidad su apoyo y cercanía.

  Cuando llegue a este país  a los 4 días fui a conocer a la santa de Chile: Teresa de los Andes. Para mi fue un impacto profundo el estar ahí y encontrarme con ella ya como ella misma lo decía “todo lo que veo me lleva a Dios”, me quedó tanto la frase que la hice mía y he caminando  con ella día a día.

  DE AGOSTO DÍA DE MI RENOVACIÓN

 Doy gracias a Dios por el don de mi vida y por el don de mi vocación. En este día tan especial para mí, doy gracias también  a las hnas de mi comunidad por su cariño y detalles para conmigo; desde lo más profundo de mi ser  Dios me ha regalado la gracia de permitirme caminar un año mas junto a la congregación de Carmelitas Misioneras Teresianas; al pronunciar mi Sí a Dios, me he sentido inundada de su amor y junto con María camino hacia nuevos horizontes.

 Es Dios que me sigue llamando y me sigue invitando a seguirle para anunciar su amor donde me encuentre, es Dios quien labra en mi interior y me da la fuerza que necesito para responder a ese amor. Junto a mi renovación de votos, renuevo también mi vida, para poner mi granito de trigo en estas tierras de Chile y en compañía de Dios entregar todo lo que tengo y lo que soy, consagrando al Señor mi vida para que de fruto abundante y poder llegar así a la felicidad del cumplimiento de mi vocación.

Imprimir