Una fiesta de alegría y fe, marcada por una multitudinaria presencia de jóvenes de los más diversos sectores sociales, fue lo que se vivió este sábado 22 de octubre en la versión 21ªde la Peregrinación Juvenil al Santuario de Santa Teresa de Los Andes.
Cerca de 50 mil peregrinos, venidos de distintas partes del país, recorrieron las 12 estaciones dispuestas entre la Hacienda Chacabuco y el Santuario, soportando un sol inclemente y altas temperaturas (31° C) que los desafiaron paso tras paso. Fueron 28 kilómetros de caminata.
Para el Vicario de la Esperanza Joven, P. Francisco Llanca, este sacrificio es un signo que mostró a jóvenes comprometidos y unidos, enviando un mensaje fraterno y solidario en los difíciles momentos que vive nuestro país.
A las 6 de la mañana salió el primer contingente hacia la Cuesta Chacabuco; luego se sucedieron numerosos grupos de peregrinos llenos de entusiasmo, quienes comenzaron a arribar al Santuario alrededor de las 11:00 horas

La presencia palautiana también se hizo notar desde el servicio de las CMT que sirven en el Santuario, en la acogida a la cripta, en informaciones y muchísimos otros servicios casi invisibles. Los laicos también estuvieron haciendo presente al Palau, especialmente la delegación del colegio Francisco Palau que viajó desde La Serena para peregrinar, el Equipos de Comunicaciones y parte del Equipo de Pastoral provincial que se hicieron parte caminando en oración, y Milpa Tarragona que con su alegría y las vistosas chaquetas palautianas alegro el camino.

Les dejamos fotos del encuentro, de esta fiesta enorme de la Iglesia Chilena, del duro camino y del corazón grande que nos dejó.

Imprimir