El pasado 8 de agosto 2020, falleció el reconocido Pedro Casaldáliga, Obispo Emérito de la Prelatura de San Félix de Araguaia (Mato Grosso, Brasil) y Misionero Claretiano.

Debido a sus ideas y prácticas que se contraponían a la corriente conservadora de la Iglesia católica que veía con recelo el surgimiento de la Teología de la Liberación, Casaldáliga fue cuestionado, interrogado, silenciado y perseguido por el pontificado católico. El Obispo tuvo que luchar contra razias internas y mantener una actitud de defensa de “la Iglesia de los pobres”, junto a los indígenas y pobladores, y enfrentándose específicamente a los militares brasileños. Denunció el capitalismo extremo como pecado social, lo cual incrementó sus tensiones con Roma.

Hoy toda América Latina llora su partida. Nosotros nos hacemos parte de la necesidad de despedirlo, y los hacemos con este hermoso poema, compuesto por nuestra Hna. Laura Lienlaf CMT, publicado en el contexto de la Escuelita ‘Bendita Mezcla’ de “Amerindia”; red de católicos con espíritu ecuménico y abierta al diálogo y a la cooperación interreligiosa con otras instituciones.

CUENTA LAS ESTRELLAS SI PUEDES

Pedro como Pedro.

Roca nuestra, Pedro nuestro.

Sin mitra ni zapatos,

Sin oro ni lujos,

sin tronos ni palacios.

Solo con tu corazón lleno

tan lleno

y en tus labios,

las palabras de Jesús.

Comienza ahora el tiempo de recordarte.

Contemplando al borde del continente

todas tus andadas llenas de nombres.

Allí, desde el borde, sentir el calor de tu vida,

lo radical de tus opciones, lo urgente de tus intuiciones,

la alquimia de tus noches.

Para ti nunca fue demasiado tarde.

Pedro,  compañero de comunidades,

te hiciste borde con los desbordados,

te hiciste tierra para los sin tierra.

Te hiciste pan para los hambreados.

Te hiciste puño alzado en la suerte de la multitud.

Ahora, que ya sos todo Jesús.

También serás Dios con nosotros,

Lleno de nombres, en cada nombre.

 

Hna. Laura Lienlaf, CMT.

VIA: amerindiaenlared.org

Imprimir