La comunidad de Caracas, a pesar de lo duro que está hoy la situación en Venezuela, que la convierte en una crisis humanitaria que impacta a todo Sudamerica, no deja de prestar servicio a los venezolanos que siguen viviendo en el territorio.

Este servicio de nuestra comunidad no es tan solo en torno a lo social sino también a lo espiritual. Así, se desarrolló en casa de las hermanas un Taller para Catequistas y miembros del Consejo de la Vicaria de la Parroquia del sector.

Durante este taller se oro por Venezuela, y todo el encuentro estuvo marcado por un profundo compartir como familia.

La oración sigue acompañando a la Iglesia en Venezuela.

Imprimir