Profesión religiosa de Giovana Vega Gordillo:

“Cuanto más te miro, Iglesia, más bella te veo, más te amo” P. Palau

Queridos hermanos y hermanas soy Giovana, soy de Argentina de la provincia de Catamarca. Este ultimo tiempo vivÍ en Chile en la comunidad de noviciado. Y hoy con mucho gozo escribo estas líneas para contarles que el día 5 de septiembre realice mi primera profesión religiosa en la Iglesia de la Comunidad del Carmen y San José, Catamarca-Argentina.

Es un paso muy importante en mi seguimiento de Jesús aquí en nuestra familia de Carmelitas Misioneras Teresianas. Y en este ¡Sí! No estuve sola fui acompañada por mi familia, por muchos amigos , por miembros de la comunidad educativa del Colegio del Carmen y San José, quienes con mucho cariño dedicaron su tiempo en la organización de la ceremonia y el brindis, y por las hermanas de la Comunidad de Catamarca Blanca Velázquez, Carlina Casas y Paola Zapata, y también viajaron para acompañarme la Hermana Carmen Sandoval quien me acompaño en mis primeros pasos de discernimiento y la Hermana María Isabel Obregón actual provincial y quien fue mi maestra de novicias.

La ceremonia fue presidida por Monseñor Luis Urbanc obispo de la diócesis de Catamarca y cocelebrada por los padres Fernando Lapierre y Víctor Vizcarra, significativos en mi caminar, y por otros sacerdotes invitados.
Fue una ceremonia sencilla con gestos significativos representativos de la piedad popular importantes en el pueblo americano.

María como buena Madre, modelo de consagrada y tipo perfecto y acabado de la Iglesia estuvo presente de modo muy especial en este día, ya que contamos con la réplica de la imagen de la Virgen del Valle.
Doy gracias a Dios por lo vivido en este día y por haberme sentido acompañada por mis hermanos y hermanas de nuestra Familia Palautiana que a la distancia se hicieron presentes con sus oraciones y buenos deseos.
Pero ante todo le doy gracias a Dios por el don de la vida y por su llamada de amor para amar a la Iglesia y sentirme amada por ella.

Les cuento que he sido destinada a esta hermosa comunidad de Catamarca, me encomiendo a sus oraciones para que me sigan acompañando en este camino como Carmelita Misionera Teresiana y me ayuden a ser siempre fiel a la vocación que el Señor me regaló.

Que el Padre Palau y María me ayuden con su ejemplo a amar cada día más a la Iglesia y a vivir apasionada por ella.

Muchas gracias.

Imprimir