Durante su gira por tres países de América del Sur el Papa Francisco sorprendió con declaraciones muy duras contra el sistema económico mundial y pidió perdón a los pueblos autóctonos por la colonización.

A continuación las tomas de posición más sobresalientes de Francisco durante su estancia en Ecuador, Bolivia y Paraguay:

ECUADOR

“Un pobre que muere de frío y de hambre hoy no es noticia, pero si las bolsas de las principales capitales del mundo bajan dos o tres puntos se arma el gran escándalo mundial”.

“Hay algo que es claro, no podemos seguir dándole la espalda a nuestra realidad, a nuestros hermanos, a nuestra madre Tierra”.

“La explotación de los recursos naturales, tan abundantes en el Ecuador, no debe buscar beneficio inmediato. Ser administradores de esta riqueza, que hemos recibido, nos compromete con la sociedad en su conjunto y con las futuras generaciones, a las que no podremos legar este patrimonio sin un adecuado cuidado del medio ambiente”.

 

 

BOLIVIA

“Digámoslo sin miedo: queremos un cambio real, un cambio de estructuras”, una “economía al servicio de los pueblos”, dijo, y condenó “el actual sistema” imperante, “que ya no lo aguantan los campesinos, los trabajadores, las comunidades y los pueblos”.

“humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”.

“Se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América, en nombre de Dios”.

“Hoy vemos con espanto como en Medio Oriente y otros lugares del mundo se persigue, se tortura, se asesina a muchos hermanos nuestros por su fe en Jesús. Eso también debemos denunciarlo: dentro de esta tercera guerra mundial en cuotas que vivimos, hay una especie de genocidio en marcha que debe cesar”.

(a la Iglesia) “que no caiga en el Alzheimer espiritual” y olvide sus orígenes modestos y se comporte como “casta” desconectada de los más pobres. 

 

(Llamó a lanzar) “una revolución” para evangelizar América, “un grito” para “sanar las heridas” y “construir puentes”. 

 

(A los presos los presentó como) “un hombre perdonado”, “salvado de sus numerosos pecados”.

 

PARAGUAY

“Un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados, no es verdadero desarrollo. La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral del ser humano, especialmente el más vulnerable e indefenso”.

(A empresarios, políticos, economistas, les pidió) “no ceder al modelo económico idólatra que necesita sacrificar vidas humanas en el altar del dinero y la rentabilidad”. 

“Necesitamos jóvenes con esperanza y fuertes de espíritu, no jóvenes debiluchos, que ni sí ni no (indecisos). No queremos jóvenes que se cansen rápido, y que estén con cara de aburridos”.

(A los Jóvenes) “Hagan lío, pero organícenlo bien”.

“Las ideologías terminan mal, no sirven, no asumen al pueblo. Por eso, fíjense, en el siglo pasado en qué terminaron las ideologías: en dictaduras siempre”.

(Denunció la corrupción como) “la gangrena del pueblo”.

 

“Otro método que no da libertad es el chantaje y eso es siempre corrupción”, agregó y recalcó que es un fenómeno que se repite “en todos los pueblos del mundo”.

 

“Quiero reconocer con emoción y admiración el papel jugado por la mujer paraguaya durante los momentos dramáticos de la Historia” de su país. “Han llevado el paso más grande, han sabido sacar adelante a sus familias y a su país”, (expresó en referencia a la Guerra de la Triple Alianza que enfrentó a Argentina, Brasil y Uruguay entre 1864 y 1870 y diezmó la población paraguaya).

(Fuente: elcomercio.pe)

También puedes leer todos los discursos del Papa durante su gira en este E-Book que ha preparado el portal ACI Prensa: FRANCISCO EN SUDAMERICA

Imprimir