Emotiva celebración del traslado de los restos del beato H. Buenaventura Toldrà, Carmelita de la Enseñanza, mártir del siglo XX beatificado el 13 de octubre en Tarragona, testimonio de paz y perdón. Su cuerpo descansa ahora en la capilla del beato Francisco Palau, Fundador, de las Carmelitas Misioneras Teresiana.

Al acto religioso asistieron las Hnas. Luisa Ortega, superiora general, Hna. Olga Olano, superiora provincial, Hnas. del Consejo General y Provincial y de las comunidades Carmelitas Misioneras Teresianas más cercanas a la Casa Madre de Tarragona. El acto fue presidido por el P. Pedro Martorell, OCD. También asistieron a la celebración miembros del Equipo Directivo del colegio Mare de Déu del Carme, profesores y personal del PAS del colegio, el Sr. Pujol, arquitecto, y otros trabajadores que han participado en la adaptación del espacio para la colocación de los restos mortales.

El Hno. Buenaventura Toldrà Rodón, el 13 de octubre del 2013, junto con 521 mártires de la Guerra Civil del 36, fue reconocido y beatificado como mártir en la solemne y magna celebración llevada a cabo en Tarragona ante la gran asamblea de más de 25.000 participantes, entre ellos 104 obispos, ocho ellos cardenales, 1400 sacerdotes. La ceremonia fue presidida por el cardenal Angelo Amato, enviado especial de la Santa Sede.

El beato Buenaventura Toldrà Rodón, Carmelita de la Enseñanza, fiel hijo del bto. Francisco Palau, su Fundador, y hermano nuestro, fue testimonio de paz y perdón, mártir por la fe. A él nos dirigimos con esta breve oración:

Padre, te damos gracias por el beato Buenaventura.

Luchando contra su precaria salud,

no renunció nunca a la llamada de Dios

a la vida religiosa y se dedicó con ilusión

a la enseñanza y la formación cristiana de los niños.

Que su recuerdo nos estimule a vivir siempre

atentos a los más pequeños.

Lo pedimos por Jesucristo, Hijo tuyo y Señor nuestro,

que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén

(Fuente: saneliascmt.com)

Imprimir