La primera parte de la Semana Santa llega a su fin con la celebración del Miércoles Santo. Este marca el final de la Cuaresma y el comienzo de la Pascua. El Miércoles Santo es el día en que se reúne el Sanedrín, el tribunal religioso judío, para condenar a Jesús.

Comenzamos la Pascua, pero para celebrar debemos primero atravesar la Pasión. Fuerza y Oración. Comienza el Triduo Pascual; la Salvación de la Humanidad.

Imprimir