En Chile, afectado en estos días por un incendio incontrolable que ha llamado la atención mundial, se está desarrollando una misión particular de contención y escucha hacia quienes lo perdieron todo, por parte de CONFERRE, con participación de las CMT.

La Hna. Laura Matamala, nos cuenta como fue el primer día de esta doloroso encuentro con el pueblo sufriente:

Llegamos cerca de las 3 a la zona del incendio. Nos acogió una familia de la parroquia, un matrimonio muy generoso y disponible; con quienes compartimos el almuerzo.

Luego tuvimos  una reunión con el párroco, el P. Gonzalo Saavedra, quien nos señaló cual era la situación de la catástrofe, y que el objetivo de la misión sería hacer consciencia que la verdad no lo perdieron todo, que si bien ya no están sus hogares fruto de su esfuerzo, aun tienen la vida y que están juntos. Estuvimos atentas a las prioridades que se nos presentaban.

Mas tarde, el contingente de laicos y religiosas de la Misión CONFERRE nos reunimos para organizarnos, y partimos al Albergue Nº 1, dónde compartimos con las familias de Sta. Olga.

Al entrar, nos impacto el sentimiento de vulnerabilidad que se vivía entre los que allí estaban, y el dolor que sentían. Celebramos la misa presidida por Mons. Tomislav Koljatic Maroevic.

Cerramos ese primer día, dando gracias por poder estar aquí.

Hna. Laura Matamala

Imprimir