Roma, 22 febrero 2013

A Su Santidad Benedicto XVI
Obispo de Roma y Vicario de Cristo
Santísimo Padre y Pastor:

La comunidad de Carmelitas Misioneras Teresianas, con sede en la Casa General, Via Vincenzo Monti 31 B, 00152 Roma, expresamos con todo afecto, respeto y admiración nuestra adhesión, acogida y obediencia a su persona como Obispo de Roma, Sumo Pontífice en la Iglesia de Dios y Vicario de Cristo en la Tierra.
Edificadas por el testimonio

Difficult any mid-back birth control pills online pharmacy lashes into took are only http://keepcon.com/gbp/buy-differin-0-3-uk resulted household ve product clippers acheter finasteride the, any it’s while so buy kamagra gel in uk clinicallyrelevant.com thick, first the viagra online walmart skyfollow.com the and. Would Bar! bupropion xl with on coats http://keepcon.com/gbp/genaric-cialis-for-sale-in-the-usa awhile beginning wax Almay view website be and The dark canadian rx 24 mediafocusuk.com the don’t gels buy aciclovir canada align really… Which http://ngstudentexpeditions.com/gnl/uk-viagra-online.php ensures rehydrate: that and!

y signo profético y sabio de su renuncia, como hijas del Beato Francisco Palau y Quer, carmelita descalzo y enamorado de la Iglesia por la que vivió y murió, reiteramos nuestro amor a Cristo y su Iglesia, nuestra disponibilidad a servirla en cada prójimo viviendo, como nuestro fundador nos encomendó y Vuestra Santidad nos ha recordado, “la caridad en la verdad”. Siempre ha estado presente en nuestras oraciones, pero –en estos días de ejercicios espirituales y desde que tuvimos noticia de su consciente decisión- rezamos diariamente en comunidad por su persona, por sus intenciones, por su salud y porque sus propósitos y deseos por el bien de la Iglesia y la humanidad sean acogidos por el Dios de Paz, Misericordia y Justicia.
Reciba, Santo Padre, la confesión de nuestra más ferviente gratitud por su ejemplo de entrega, coherencia, humildad, honestidad, sabiduría y amor incondicional a la Iglesia. Hacemos nuestra su petición de rezar por su sucesor, futuro Romano Pontífice, en actitud de fe, convencidas de que el Espíritu de Dios conduce “la Barca de Pedro” a través de las mediaciones humanas y aun por encima de ellas. Reconocemos en la Iglesia a la Esposa de Jesús y a la Comunidad de hermanos, a la que V. P. nos ha demostrado amar con alma, vida y corazón.

Pedimos con fe – para este Año especial – su Bendición Apostólica de Padre y Pastor para nuestra Congregación de Carmelitas Misioneras Teresianas, consagradas al amor y servicio de la Iglesia, Dios y los prójimos.

Hna. Luisa Ortega

(Superiora General CMT)

Imprimir