En cada una de las Jornadas Mundiales se presentan diversos modelos de santidad con el objetivo que los jóvenes tengan referentes concretos y puedan conocer y profundizar su historia. Para la Jornada Mundial del 2013 se han indicado algunos como patronos y otros como intercesores. Los patronos son considerados como los padres espirituales y maestros de los jóvenes que los guían mostrándoles caminos de santidad. Los patronos escogidos están íntimamente ligados al espíritu de la JMJ 2013, representan una nación, representan el tema misionero e inspiran la protección para enfrentar los desafíos de la evangelización actual.

Entre los patronos e intercesores  se vislumbra el acento carmelita, testimonio del aporte de esta espiritualidad a la iglesia universal y especialmente a estas tierras americana. Figura así como una de las patronas de la JMJ patronos figuran: Santa Teresa de Lisieux, bajo el titulo de patrona de las misiones.

Los llamados intercesores escogidos para JMJ 2013 representan hombres y mujeres concretos, que siendo jóvenes, ofrecieron su existencia y todo su compromiso por el seguimiento de Jesucristo y su Evangelio. Por eso sus vidas son modelo a imitar y un ejemplo para el mundo juvenil. Aquí encontramos a la primera santa chilena, Santa Teresa de Los Andes, quien es destacada como contemplativa de Cristo; y el Beato Isidoro Bakanja, mártir del escapulario del carmen en África.

Los ejemplos de santidad señalan historias concretas y modelos de vida que narran a través de su compromiso el servicio a la iglesia y el seguimiento total de Jesús, y en esta próxima jornada los carmelitas vuelven a tener un lugar especial en ella.

Imprimir