Desconsolados se han mostrado los familiares de las 21 personas que desaparecieron el viernes en Chile junto al avión en que viajaban. El aparato intentó aterrizar sin éxito en dos ocasiones en la Isla Juan Fernández antes de desaparecer de los radares. Se da por hecho que cayó al mar. Consternado, el presidente chileno ha pedido unidad ante la desgracia:

– “Sin duda, este es un duro golpe para nuestro pais. Pero quisiera transmitir que en estos momentos de angustia, de incertidumbre, es cuando más se requiere de la unidad y de la solidaridad de todos los chilenos”.

Junto con esto se han declarado dos días de duelo nacional por los desaparecidos.

En el interior del aparato, un avión CASA 212 de fabricación española, viajaban 3 miembros de la tripulación y 18 pasajeros. Entre estos últimos había un equipo de la televisión chilena que preparaba un reportaje sobre los trabajos de reconstrucción del tsunami que golpeó el país el año pasado. El popular presentador televisivo Felipe Camiroaga se encuentra entre los desaparecidos.

Imprimir