La comunidad de Santa María del Yguasú Mado (Misiones-Argentina), entre una de las actividades dentro de esta cuarentena, con los Jóvenes Misioneros Palautianos, haciendo vida el carisma de nuestro padre Fundador, aunando fuerzas y recursos para ayudar y ser solidarios con  nuestros hermanos, días de misión llevando el evangelio y compartiendo con los que se encontraban en sus casas solos, por este confinamiento y llevando alimentos a las familias. Escuchar, acompañar, soñar juntos. Cuidarnos y hacer que los momentos sean reamente llenos de Dios. Cada vez que nos encontrábamos era una gran oportunidad para compartir la vida, crear lazos de amistad y crecer en familia.

En este mes de Agosto acompañamos con alegría, con Payasos y juegos el día del niño celebrado en la fiesta patronal de San Cayetano. La emoción y la sencillez de los niños nos llenaban el corazón, y más aún en este tiempo.

Los kilómetros caminados, fueron pasos que se vivían con la alegría de llevar a Cristo a nuestros hermanos, no nos detuvo ni la lluvia o los caminos pedregosos, nada era obstáculo para estar con el otro, allá donde nos mandaba el corazón. Y veníamos llenos  de rostros y vidas compartidas.

Imprimir