El 6 de Febrero del 2020, llegué desde San Miguel de Los Bancos, Ecuador, a Chile para realizar mis ejercicios espirituales en Santiago (RM-Chile) y luego ir a Casablanca (Valparaíso-Chile) para mi visita familiar en casa de mi hermana Julia y de allí salir a visitar a mi otra familia.

Mi hermana tenía programada una operación donde “aparentemente” resultó bien, sin embargo con el paso de los días la realidad fue otra y la situación se complicó rápidamente a tal punto que mi hermana falleció.

En este tiempo de soledad, de duelo, de estar encerrados o estar maś en casa; me ha ayudado a valorar la vida, a cuidar la salud, a orar por mi comunidad, por las hermanas y por todas las personas que han perdido seres queridos en estos tiempos difíciles.

¡Doy gracias a Dios porque me ha regalado este tiempo donde su paso por mi vida, ha sido muy fuerte y misericordioso!

Gracias

Hna Paulina Vera, CMT.

Imprimir