Con Procesión  y Misa se vivió el Domingo de Ramos en el Santuario de Auco, marcado por un fuerte espíritu carmelitano que empapó toda la celebración.

Los padres carmelitas presidieron las celebraciones, y las hermanas CMT animaron la procesión y la eucaristía que fue multitudinaria y profunda.

Les compartimos fotografías de este hermosa fiesta vivida en el corazón carmelita de América:

Imprimir