Hoy la comunidad “Santa Teresa” de Tierras Blancas, Coquimbo,  despidió al padre Osvaldo Briceño Heredia, párroco de Cristo Resucitado.

La comunidad realizo una emotiva eucaristía que no estuvo falta de lagrimas y expresiones de cariño, especialmente de los niños de primer año de catequesis, quienes abrazaron al padre con afecto, tristes por su partida.

Durante la celebración se dio a conocer todo lo realizado en la Escuela de Verano de la Capilla Francisco Palau.

Agradecidos por su misión en la Iglesia de Tierras Blancas esperamos que siga creciendo en el  espíritu el eclesial.

Imprimir