Compartir la vida, es compartir la alegría de vivir, y es también una manera de acercarnos aún en la distancia. Hace unos días participamos de una experiencia diferente gracias a los padres Carmelitas, quienes nos invitaron a ser parte de esta hermosa convocatoria llamada: COMVOCAÇÀO ( Con vocación), la cual se llevo a cabo en Barueri, Estado de Sao Paulo.

Y sí, fue diferente pues pudimos ver familias enteras participando de lo que nosotros conocemos con el nombre de Expo carisma; y fue emocionante, gratificante y esperanzador ver como los adultos, los niños y los jóvenes, muchos jóvenes deseaban conocer más de cerca los diversos carismas presentes en las diversas congregaciones que allí nos encontrábamos.

Algunos con dudas, otros con deseos de dialogar, muchos con deseos de conocer, todos ellos dispuestos a acercarse, abiertos a la comunicación, al diálogo, fue alentador ver la participación masiva nos solo en los shows diversos que hubo, sino también en la celebración  de la Eucaristía . Decía el Obispo en la homilía, entre varias cosas: “… esta es una con – vocación pues todos tenemos una, y estamos aquí para compartirla, para compartir nuestra vocación.”

Vivenciar todo aquello hace que del corazón brote un: “Gracias Señor pues aun los jóvenes, tienen el deseo de conocer la vida que brota de la VIDA “.

Gissella Rea, CMT

Imprimir