Con alegría les presentamos a los nuevos miembros del Equipo CEP, que gustosos han dicho sí, y se integran al servicio del Cuerpo de Cristo. ¡Alegría para toda la familia palautiana porque el sueño comienza a ser realidad!

Imprimir