Un momento de transformación, renovación y retorno a los orígenes. Así describe la situación actual de la vida religiosa el cardenal Joao Braz de Aviz, prefecto de la Congregación para la Vida Consagrada.

Imprimir