“Síganme y los haré pescadores de hombres” Ese fue el llamado que Jesús hizo a sus primeros discípulos, quienes estuvieron dispuestos a dejar en manos de Dios su propia vida; a partir de ese momento toda ella girará en torno al maestro…

Estas mismas palabras del Evangelio de San Marcos fueron proclamadas en la ceremonia de ingreso de la Joven Pamela Carolina Siu Ramos que se realizó este 14 de Diciembre 2011, fiesta de San Juan de la Cruz, en la capilla de la Comunidad Teresa de Los Andes, Auco. Acompañaron a Pamela la hermana Provincial Mirtha Rojas Solar, las hermanas de la comunidad, su compañera de postulantado Cecilia Fernández, y hermanas de distintas comunidades que asistieron para ser testigos de este momento. Durante la ceremonia de ingreso, hermana Mirtha Rojas, Superiora Provincial dió la bienvenida a Pamela invitándola a emprender este camino de discernimiento de la mano del Espíritu Santo para buscar la voluntad de Dios en su vida y a enamorarse de la Iglesia embelleciéndola desde su propia originalidad.

Con la entrega de la medalla escapulario, Pamela inicia oficialemte esta etapa en que será acompañada directamente por su formadora, Hermana Mª Soledad Morales y en compañía de Cecilia Fernández.

Durante la ceremonia se tuvo presente a la familia de Pamela, se pidió para que el Señor derrame mil bendiciones sobre ellos.

Una vez finalizo el rito de ingreso, pasamos a celebrar en fraternidad esta nueva formanda que el Señor nos regala. Tengamos muy presentes en nuestras oraciones a nuestras formandas: Postulantes, novicias y junioras para que sean perseverantes en este camino de búsque de hacer la voluntad de Dios en sus vidas y también por todas las hermanas CMT para que seamos fieles al llamado recibido y demos ese SÍ que el Señor nos pide cada día.

Pamela Carolina Siu Ramos, es originaria de El Salvador, tiene 23 años de edad y conoció a la Congregación a través de las hermanas de la comunidad Nuestra Señora de las Américas, Vancouver-Canadá. Sus papás, su hermana y su hermano menor viven en El Salvador.

En Vancouver participó activamente en la comunidad de jóvenes adultos Emaús y como hostiaria en la misa hispana, así como en múltiples actividades parroquiales. Sabemos que cuenta con la oración de muchos y la confiamos en las manos de María Santísima de quien hoy ha recibido su santo escapulario, para que la proteja, la acompañe y la anime a decir ese SÍ incondicional al Señor.

“Estás en familia Pamela”, son las palabras finales que le dijo la hermana provincial. ¡Bienvenida Pamela a nuestra familia!

Imprimir