Toda la Iglesia Católica Chilena ha comenzado este hermoso mes llamado “Mes de María”, que se ha iniciado este 08 de Noviembre y que culmina el 08 de Diciembre con la importante Solemnidad de la Inmaculada Concepción. Como Hijos y hermanos estamos invitados a celebrar este gran acontecimiento espiritual junto a nuestras familias. Este año toda la Iglesia nos está invitando a vivir en clave de ser una mesa para todos, vivir la comunión: sin exclusión, ni diferencias, ni discriminación, desde el respeto y la acogida. Así también somos llamados a sentirnos discípulos y misioneros del evangelio y de la persona de Jesús al igual que María.

María es la mujer fiel y sencilla que se dispuso al plan de Dios sobre la humanidad. Ella nos enseña con su ejemplo a descubrir lo esencial en nuestra vida: JESÚS, su Hijo. Hijo que llevó en su vientre y a quien acompañó hasta la cruz. Por eso este mes también nos adentra en otro tiempo litúrgico que es el Adviento: tiempo de espera y acogida al mismo Dios que se Encarna: “Dios que se hace carne” Dios que pone su tienda entre nosotros y viene a quedarse para salvarnos.

María es también la Madre de todas las virtudes, modelo de santidad, porque toda su vida la vivió en esa clave, practicó el amor a toda prueba y alcanzó la santidad en lo cotidiano de su vida. Durante este bello mes a ella consagrado queremos ofrecernos y ofrecerle todos nuestros deseos de crecer en fe, esperanza y amor. Que cada día, sea un verdadero encuentro con el rostro tierno y amoroso de Dios en María. Comprometámonos a vivir esta experiencia que ha ido marcando la fe de nuestros pueblos por muchos años. Expresemos la alegría de ser cristianos, vivamos la fe con profundidad, valoremos la vida como presencia de Dios en medio nuestro. Practiquemos el buen sentido del humor. Recordemos que María es la peregrina de la fe, la mujer del pueblo que camina con nosotros y que intercede por nosotros, la mujer alegre que transporta la alegría: Cristo.

En nuestra comuna también viviremos este mes, en las capillas de nuestro sector Parroquial, desde las 18:00 hrs en adelante. En el templo parroquial de La Higuera se vivirá a las 19:30 hrs. Acerquémonos con confianza y pidamos a María cultive en nuestros corazones estos deseos de construir como ella el reino de Dios. Que cultive en nuestros corazones todas aquellas virtudes que nos ayuden a vivir relaciones cálidas, profundas, fraternas, cercanas, que seamos testimonio del amor de Dios allí en nuestros ambientes, hogares, trabajos, comunidades, relaciones, etc. Ofrezcamos a María esta hermosa flor; la flor de la Caridad.

“La rosa cuyo brillo agrada a vuestros ojos es la caridad,el amor a Dios y a nuestros hermanos”

(Oración Inicial para todos los días del mes)

Hna. Irma Olivares, CMT.

   Periódico Electrónico de La Higuera, IV Región.


Imprimir