La comunidad Milpa “Montsant” ubicada en la octava región del Biobío, perteneciente a la parroquia “Nuestra señora de Guadalupe” en la comuna de Hualpen, en el periodo de verano referente al 7 y 14 del mes de febrero realizo la misión de verano en la comuna de Santa Juana ubicada al sureste de Concepción bordeando el rio Biobío, en dicha comuna el padre Claudio Plasencia, pidió a la comunidad de Montsant misionar el sector de la población Juan Pablo II, el porqué se debe a que hace un década se ha tratado de levantar una comunidad católica en aquel sector, debido a que se encuentra muy alejado de la parroquia “inmaculada Concepción”, siendo la capilla del hospital de Santa Juana el único lugar más próximo para participar de una misa.

El padre Claudio como párroco, considero que es mucha importancia misionar dicho sector por la gente que es católica, debido a que en el sector existe una gran cantidad de templos evangélicos y la comunidad católica se encuentra muy sola.

La comunidad de Montsant acepto con mucha humildad este reto y se organizo durante el mes de Enero para reunir los fondos necesarios para costear todos los gastos necesarios para poder misionar de la mejor forma en el sector. El fin de la misión era formar una comunidad católica.

En la semana del 7 al 14 los misioneros durante la mañana visitaron las casas de la población llevando al nueva buena de Cristo salvador y también invitando a la gente de la comunidad a organizarse tomar fuerzas a través de la fe para poder levantar una comunidad los antes posible, que el no tener un espacio físico sea un impedimento para reunirse y vivir en comunión. Durante la tarde el trabajo fue organizarse en niños, jóvenes y adultos, para ver temas en relación a que es una comunidad y como se vive en comunidad. Se realizaron actividades de juegos, reflexiones, cantos durante toda la semana para que compartiéramos experiencias de vida en comunión en otros lugares como colegios, familia y trabajo.

Como comunidad de Montsant, nosotros al momento de llegar al lugar donde descansábamos tuvimos la gracia de poder tener misa para poder luego de esta preparar un lugar donde se llevo al santísimo y de esta forma tener un rinconcito para conversar con Dios y tener un encuentro con el. Todos los días realizábamos una oración para ir a misionar en las mañanas y luego en la noche para acostarnos con paz interior y fe para seguir al otro día. Durante la semana el sector de Santa Juana se encontraba sin sacerdote debido a que el padre se encontraba en seminario en Colombia, por eso no pudimos realizar misa todos los días, gracias a la buena voluntad de sacerdotes de Concepción nos fueron a ver el día de llegada y final para realizar la santa misa.

Al terminar la semana se realizo una misa en el sector donde se piensa levantar la comunidad, para motivar más aun que el vivir en comunión no se encuentra en un futuro lejano, sino que es ahora mismo el poder hacerlo, que la gente de la población Juan Pablo II se diera cuenta que están llamados a hacer comunión, ha hacer misioneros e invitando a la gente a organizarse y vivir  apasionadamente el amor de Jesús.

Al termino de la misa los vecinos del sector prometieron a los misioneros trabajar por el levantamiento de su comunidad y desde ese día se han organizado para juntarse cada Domingo a rezar el rosario en dicho lugar y poder tener una misa aunque sea una vez al mes,  ante dicho acto de entre y amor por formar una comunidad la comunidad de Montsant se comprometió a visitarlos una vez al mes para participar de dicha asamblea para poder vivir juntos y en comunidad la palabra de Dios que es el oxigeno de todo católico.

Este fue el trabajo que realizo la comunidad de Montsant en Santa Juana, invitar a vivir en comunión y ser comunión entre todos nosotros.
[cincopa AIKANh65NJXo]

Imprimir