Hemos vivido la  Asamblea Provincial en dos zonas: México y Chile, para dar mayor oportunidad de participación de todas las hermanas. ” Hemos compartido mucho y profundamente nuestro momento vital como mujeres consagradas a la Iglesia y como Semiprovincia;  hemos escuchando  juntas lo que la Iglesia pide y espera de nosotras y pudimos  expresar aquellos “hilos de oro” del CMT  que  queremos conservar y potenciar, pero de manera especial ha sido hermoso comprobar cómo todas deseamos aceptar los desafíos que se nos presentan  y comprometernos en caminar juntas hacia el futuro”.

Sin duda fue un tiempo de gracia en nuestras vidas y en la fuerza misionera de nuestra misión en Canadá, México, Ecuador, Brasil y Chile, países que componen la Provincia.

Nos encontramos hermanas de diversos lugares  y compartimos  nuestras culturas con la  riqueza de cada una,  lo que nos ayuda a  generar nuevos vínculos entre nosotras y a valorar nuestra rica y fecunda diversidad.

En las dos zonas fuimos acompañadas por un  equipo  externo formado por  Adriana Escudero y Paula Alemán en México y Ana María  Donato y Paula en Chile, quienes fueron  iluminando el caminar.

A continuación compartimos fotografías

Imprimir