El asesor nacional de la Pastoral juvenil P. Pablo Leiva da un saludo cariñoso al inicio de la Misión Joven en el contexto de la  Misión Continental en el cual se quiere compartir el Evangelio de la Vida con cada persona, empezando por los que se han alejado de la comunidad de la Iglesia, y ofreciéndolo respetuosamente a quienes se confiesan agnósticos y ateos.

La Misión continental es un impulso misionero de toda la Iglesia en América Latina y el Caribe, que surge como uno de los frutos de la V Conferencia General del Episcopado continental, celebrada en Aparecida, Brasil, en mayo de 2007, cuyas conclusiones se plasmaron en el Documento conclusivo de Aparecida (DA)

Su objetivo fundamental es poner a la Iglesia, y a todos en la Iglesia, en un estado de misión permanente. Esto implica “pasar de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera” (DA 370) y ayudar a que todos en la Iglesia seamos también decididamente servidores de la Vida.

En Chile se da inicio a Misión Joven 2012, nos dice P. Pablo:  “Con enorme alegría los saludo por medio de este nuevo portal que emerge en el ciberespacio como una provechosa herramienta de comunicación para todos los que participaremos en la Misión Joven 2012. Este será un lugar de encuentro para informarnos, aprender y compartir todo lo que necesitaremos para llevar el Evangelio de Jesucristo a miles de jóvenes en todo Chile, siendo ustedes, los mismos jóvenes, los principales discípulos-misioneros en medio de sus hermanos“.

Imprimir