La Misión Continental, compromiso surgido de Aparecida, no es un ejercicio misionero aislado sino una opción misionera que pretende renovar la comunidad eclesial en su conjunto.

Es un envío (“misión”) personal y eclesial que el Señor Jesús hace a todos y cada uno en la Iglesia para que, animados por el Espíritu Santo, compartamos el Evangelio con cada persona, especialmente con los que se han alejado de la comunidad de la Iglesia, que también ofreceremos respetuosamente a no creyentes, a quienes se confiesan agnósticos y ateos.

Cuando hablamos de misión Continental nos referimos a un proceso misionero, que puede tener varios años de duración y que, a partir de un encuentro personal y comunitario con el Señor Jesús, se propone poner a toda la Iglesia y a todos en la Iglesia en un estado permanente de misión

Como Carmelo Palautiano estamos llamados carismáticamente  a vivir la misión continental. “Marcha y predica el evangelio” Beato Francisco Palau

A continuación les dejamos un vídeo titulado EVANGELIZADOS PARA LA MISIÓN, un vídeo realizado desde el Departamento de Comunicación y Prensa del CELAM pensando en la experiencia de los países de América Latina y el Caribe acerca de la misión.

 

Imprimir