En la tradición católica, el Jubileo es un gran acontecimiento religioso. Supone un año de cambio y conversión. Es decir, el jubileo es a la vez, un año de gracia y un año de perdón. Los sacramentos de la Eucaristía y la Penitencia son vías óptimas en este camino de reconciliación jubilar.

Es por lo anterior que con motivo del 150 aniversario de la fundación de las Carmelitas Misioneras Teresianas y Carmelitas Misioneras, por parte del beato Francisco Palau, del que también se conmemora el bicentenario de su nacimiento, el Papa Benedicto XVI declaro un Año Jubilar, para que se celebre especialmente en mas de veinte países de cuatro continentes (Europa, América, Asia y África) donde existe presencia del carmelo palautiano.

El inicio de este año jubilar comenzó el día 29 de Diciembre del 2010, día en que se conmemora el natalicio de Francisco Palau, abriéndose las celebraciones en la Iglesia-Catedral de Barcelona, presidiendo la Eucaríst¡a el Sr. Cardenal, Arzobispo de Barcelona, Dr. Lluís martínez Sistach.

Las personas que participen en las celebraciones litúrgicas en honor del Beato Francisco Palau que se tengan estos dos días, así como el 20 de marzo del 2011 y 7 de noviembre del 2011, en cualquiera de las comunidades de las CMT y CM, podrán adquirir la indulgencia plenaria; también podrán hacerlo quienes, durante este año, visiten como peregrinos, alguno de los siguientes lugares palautianos:

– Aitona (Lérida): Iglesia de San Antolín

– Barcelona: Iglesia de San Agustín

– Iglesia de San Ginés dels Agudells

– Ibiza: Iglesia Catedral, Parroquias de San José y de la Virgen del Carmen

– Tarragona: Capilla Santuario Monte Carmelo

– Menorca: Iglesia Catedral

– Caylus (Francia): Santuario Notre Dame de Livrón

Como Familia Palautiana queremos  vivir este tiempo jubilar desde el gozo del Espíritu y en acción de gracias al Señor por el don de Francisco Palau, por su carisma de comunión, de amor y de servicio incondicional a la Iglesia y que hoy está presente y activo en los cinco continentes a través de sus hijas y de tantos laicos que beben de las aguas del carisma.

Durante este año jubilar, esta el llamado para que las Carmelitas Misioneras Teresianas, las Carmelitas Misioneras; y los laicos que comparten la misión con ellas, con profundo sentido de comunión y hermanados en el mismo deseo de vivir y celebrar este evento de gracia como familia palautiana, estemos dispuestos a encontrar a Dios en la figura de la Iglesia, Dios y los prójimos, y contarle esta maravilla al mundo entero.

Este tiempo de gracia, el año jubilar, será clausurado el 29 de diciembre de 2011, en la Parroquia de San Antolín, de Aytona, Lérida (España).

Imprimir