Les contamos nuestra experiencia en el Encuentro de Junioras de América que se realizó en Paraguay en el mes de Julio. La comunidad que nos acogió fue Fernando de la Mora. Nuestro encuentro fue animado por las hermanas Luisa Ortega, superiora general, Mª José Gay, consejera general, y Sonia Mendoza, de la Semiprovincia de Chile.

La hna. Sonia Mendoza presentó el anteproyecto de integración de las demarcaciones del Cono Sur y la decisión tomada por el XIV Capítulo General de crear una única circunscripción que integre a todas las comunidades de América.

Los días 10 y 11 la hna. Mª José Gay desarrolló el tema de “la misión en la Vida Religiosa”; para la hna. Mª José “el verdadero problema para nuestra Congregación no es la falta de vocaciones o que tengamos que dejar determinadas obras. El verdadero problema es que las carmelitas misioneras teresianas perdamos el espíritu misionero. Sin una fuerte conciencia de misión, como la tuvo nuestro Fundador, perderemos nuestra razón de ser. Si no existimos para anunciar la belleza de la Iglesia, no tenemos razón de ser”.

Las junioras, por su parte, hicieron una presentación de la realidad cultural y pastoral de sus países de procedencia.

El martes, 12 de julio, fuimos a la comunidad de Paso Yobai “Tupasy Renda”.  para compartir la experiencia misionera de las hermanas Rosalía García, Cristina Ruiz y Carmen Vázquez, concretamente nos trasladamos a la comunidad de indígenas de Isla Hu, situada a 38 Km. de allí, pudiendo tomar un contacto  real con la labor que las hermanas realizan con los hermanos guaraníes.

Hna. Rosalía  explica la labor que hacen con los indígenas en la parte social con el proyecto agropecuario. Además las hermana Cristina explica su labor desde la educación y la hermana Carmen desde la parte salud.

Al día 13 la hna. Luisa Ortega expuso las diferentes opciones apostólicas de la Congregación con sus logros y dificultades, así como los desafíos que se nos presentan como familia religiosa, misionera por esencia.

Por la tarde, la hna. Yeny Bóveda, de la comunidad de Pirayú, compartió su reflexión sobre la misión en clave palautiana y cristocéntrica, a la luz también del documento de Aparecida.

El día 14, para concluir nuestro encuentro celebramos una solemne Eucaristía en Fernando de la Mora y posteriormente nos trasladamos hacia  el santuario de nuestra Señora de Caacupé, para poner a los pies de la Virgen el encuentro y agradecer todo lo compartido  y vivido durante estos días culminando  allí con una oración. Posteriormente visitamos la comunidad de Pirayú y la misión que las hermanas realizan.

Hnas María, Paulina y Gisella, Junioras Chile.

Imprimir